Ir al contenido

Un paseo por Montjuïc – Vistas de Barcelona al anochecer

Un paseo por MontjuïcSe le llama montaña de Montjuïc pero la wikipedia nos dice que montaña es una elevación de 700 metros respecto de su base y la “montaña” de Montjuïc se eleva sólo 173 metros sobre su base y sobre el nivel del mar. En puridad deberíamos llamarla la colina de Montjuïc pero claro, imagínate si las instalaciones más importantes de los Juegos Olímpicos del 92 hubiesen estado en la colina de Montjuïc y no en la montaña, nadie nos habría tomado en serio. Obviemos esta precisión topográfica, sigamos llamándola montaña y vamos a centrarnos en el espacio.

Una de las desventajas de Montjuïc es, justamente, que es una montaña, pero ese es, a su vez, su gran atractivo: las vistas sobre Barcelona son excelentes y su naturaleza de montaña la convierte en un laberinto. Sin embargo, al tratarse de una montaña, Montjuïc es un laberinto inverso (salvo para quien quiera subir a pie). Lo ideal es subir en autobús o funicular y después bajar a pie, de ahí que el camino del laberinto sea inverso (lo iniciamos desde su final y desde ahí buscamos la salida). Y el final sería la cima de la montaña en la que encontramos el castillo de Montjuïc. Desde ahí podemos empezar a tejer nuestro camino buscando la salida. Y en ese camino podremos encontrar jardines (Jardins Joan Brossa, el jardín de cactus de Mossén Costa i Llobera…), museos (Fundació Miró, MNAC y otros), restaurantes (Martinez, Miramar…), el Pueblo Español (que es en sí un museo con muestras de la arquitectura de toda España), teatros (Mercat de les Flors y Teatro Griego, “el Grec”), medios de transporte turísticos como el funicular y dos teleféricos, instalaciones deportivas y hoteles.

El bus turístic tiene un recorrido por la zona y varias paradas en puntos estratégicos, pero también se puede coger un autobús de línea como por ejemplo el 150 cuya parada está junto a las torres venecianas de la Plaza de Espanya. Ese ha sido el recorrido que he realizado y en el que he recogido el material gráfico que se muestra en el vídeo de abajo. Mi recorrido, mi laberinto, después de bajar en la parada de autobús del Castell de Monjtuïc fue el siguiente: Carretera de Montjjuïc -> Jardins del Mirador (vistas sobre el puerto de Barcelona) -> Jardins de Joan Brossa hasta llegar al edificio Esféric y la entrada (salida para mí) de los jardines -> Av. Miramar -> Miradores alrededor del hotel Miramar con vistas espectaculares de Barcelona y el puerto -> Restaurante Martinez y lástima, ya era de noche para visitar el jardín de los cactus que está junto al restaurante -> Passeig de Miramar -> carrer de la Font Trobada -> y salida de la zona verde de Montjuïc por la calle Cabanes de Poble Sec.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


6 − tres =